Advantage Austria Mostrar panel de navegación

10 Argumentos a favor de Austria

Bandera Austria
19. junio 2009

La economía mundial continúa inmersa en una profunda recesión. Si bien el ritmo de caida de actividad se está atenuando y ya hay algunos signos de estabilización, países como Austria están siendo igualmente testigo de la latente crisis económica mundial. No obstante, existen relevantes argumentos a favor que demuestran cómo Austria saldrá incluso fortalecida de esta crisis.


Según un estudio realizado por el Banco Nacional Austriaco  (Österreichische Nationalbank) existen 10 argumentos a favor de Austria, que hemos resumido para usted y que a continuación les exponemos:

1. Austria posee una gran capacidad de competencia internacional - desde 2002 anualmente excedentes crecientes del balance de operaciones corrientes

Mientras que hasta 2001 Austria registraba déficits en el balance de operaciones corrientes, es decir, importaba más de lo que exportaba, desde 2002 ha registrado cada año excedentes (crecientes). El excedente austríaco del balance de operaciones corrientes se ubica ahora en más del 3% del PIB. En comparación, el balance de operaciones corrientes del área europea ha girado últimamente en un déficit (-94 mil millones de euros o 1% del PIB después de un excedente de 11 mil millones de euros en 2007).

2. Austria es internacionalmente un inversor de capital


Gracias al excedente sostenido del balance de operaciones corrientes, Austria se ha convertido en inversor de capital en los mercados financieros internacionales y, por ello, no depende de un financiamiento del extranjero.

Los austríacos han invertido fuerte (nuevamente) sobre todo en empresas extranjeras (inversiones directas) o en créditos extralímites.

3. La posición patrimonial internacional de Austria es sólida y mejora


Las exportaciones de capital neto de los últimos años, posibles por los excedentes del balance de operaciones corrientes, han mejorado la posición patrimonial tradicionalmente negativa de Austria. Para el 2008, las estimaciones se ubican en un endeudamiento neto de 43 mil millones de euros o el 15% del PIB. Con ello, la posición patrimonial internacional de Austria es alrededor de 4 puntos porcentuales mejor que la del área europea con un déficit del 19% del PIB y -1,700 mil millones de euros en muchos países del mismo.

4. Un desarrollo moderado de los costes unitarios del trabajo garantiza de manera sustentable la capacidad de competencia


Durante los últimos 10 años, los costes unitarios nominales del trabajo han crecido en Austria anualmente en promedio 0.7% (fuente: Comisión de la UE), el valor más bajo en la Unión Europea después de Alemania. Esto ha traído consigo una mejora considerable de la capacidad de competencia en la economía exterior: una contribución a la mejora sostenida del balance de operaciones corrientes.

5. Desempleo bajo - estabilidad social


En cuanto al índice de desempleo, Austria se encuentra entre los mejores países de la UE (3er lugar). También en lo que respecta a la estabilidad social, por ejemplo, en la poca frecuencia de huelgas, Austria ocupa una posición líder absoluta.

6. El endeudamiento del estado se ubica en 62.5%, cifra reducida en comparación internacional


Gracias al endeudamiento del estado relativamente bajo se tiene un margen para gastos públicos expansivos para contrarrestar la recesión de forma político-fiscal e implementar también medidas estabilizantes (por ejemplo, paquete de estabilización de los bancos). Por ejemplo, el aprovechamiento total de la afluencia (reservada) de capitales de 15 mil millones de euros para los bancos, incrementaría el endeudamiento del estado únicamente en alrededor de 5 puntos porcentuales (del PIB).

7. Austria posee un elevado índice de ahorro y un alto patrimonio financiero


En 2008, las austríacas y los austríacos ahorraron el 12 ½ % de su ingreso disponible, con lo que Austria tiene un índice de ahorro muy elevado en comparación internacional.

De ese modo, las economías domésticas austríacas acumularon un colchón financiero cómodo con un patrimonio financiero de 416 mil millones de euros o casi el 150% del PIB.
También el índice de endeudamiento de las economías domésticas es muy favorable en una comparación internacional.

8. Austria no tiene especulación inmobiliaria y, por lo tanto, ningún problema a este respecto


El desarrollo de los precios inmobiliarios fue muy moderado en Austria en los últimos años. De este modo no se ha generado ninguna especulación inmobiliaria ni existe tampoco el riesgo de un retroceso masivo de los precios inmobiliarios. Así, a diferencia de muchos otros países industrializados, no se tiene en Austria ningún riesgo de este tipo para los balances de las economías domésticas, las empresas o los bancos.

9. Los bancos austríacos lograron ganancias incluso en el año de la crisis 2008 y son fuertes en capital


A pesar de la crisis y las previsiones de riesgo y correcciones de valor necesarias dado lo anterior, los resultados consolidados de todos los bancos austríacos arrojaron 1.8 mil millones de euros. Aunque constituye un fuerte retroceso respecto al año récord 2007, es satisfactorio en vista de las pérdidas de muchos grandes bancos extranjeros.

Con un índice Tier-1 promedio de alrededor del 8%, los bancos austríacos son enteramente fuertes en capital.

10. El compromiso de los bancos austríacos en CESEE es relevante pero diversificado y refinanciado localmente


Los bancos austríacos tienen cuentas por cobrar en los países de CESEE por 200 mil millones de euros. Tres cuartas partes de dichas cuentas por cobrar se encuentran en países de CESEE que son miembro de la UE (y en parte incluso del área europea).
Asimismo, los créditos en estos países se han refinanciado en gran parte (más del 85%) con inversiones locales.
El compromiso de los bancos austríacos en CESEE es regionalmente muy amplio, más amplio que aquél de los bancos de la mayoría de los demás países, y, por ello, el riesgo se encuentra diversificado. Así, los bancos austríacos poseen 69 filiales en 19 países distintos.

La gran concentración en los mercados de crecimiento europeos en CESEE también tiene como consecuencia que los bancos austríacos casi no estén comprometidos en mercados críticos occidentales. Así, las cuentas por cobrar respecto a Irlanda ascienden únicamente a 3.8 mil millones de euros (1%); a los EUA, a 14.8 mil millones de euros (4%) o a España, a 5.7 mil millones de euros (1 ½ %).

En lo anterior, los bancos austríacos tampoco se han comprometido casi en los así llamados "toxic assets".

Imprimir
©©ADVANTAGE AUSTRIA