Advantage Austria Mostrar panel de navegación

Desde Advantage Austria miramos al horizonte con optimismo

Foto de Friedrich Steinecker, Consejero Comercial
13. diciembre 2010

El 2010 va a ser recordado como el año de transición que dejó atrás la recesión más profunda acontecida en décadas hasta un nuevo punto de partida, en el que Europa tendrá que definir su posición respecto a la competencia que representan las pujantes potencias económicas mundiales en Asia y América. Aunque todavía son latentes las inseguridades que deben superarse, no obstante, podemos reconocer las señales positivas que están proliferando dentro de Europa.

"Austria se encuentra en una favorable situación: no sólo ha conseguido recuperarse de la profunda caída en 2009, sino también ha mostrado un crecimiento estable correspondiente al 2% del PIB, que en el 2011 debería mantenerse", afirma nuestro Consejero Comercial de Austria en España, Friedrich Steinecker.

La Comisión Europea prevé una pronta y sostenible recuperación para Austria junto con Alemania y Bélgica. La tasa de paro es la segunda más baja de Europa, y no se ha agravado durante la recesión. La flexibilidad en el mercado de trabajo permitió gracias a medidas como la jornada reducida reaccionar ante las consecuencias de la recesión: se evitaron despidos y desempleo. El “modelo austriaco” de la política de mercado laboral se presenta igualmente en España como modelo a seguir, tal y como han mostrado los debates en los últimos meses.

El comercio exterior es el motor que ha impulsado la economía austriaca. La locomotora alemana ha sido de gran ayuda. No obstante, conviene subrayar la cercanía con los países de Europa Central y del Este, que aún tienen que equipararse al resto. Las exportaciones a Asia, sobre todo a China, muestran un gran desarrollo. Cabe destacar igualmente el positivo avance registrado en el comercio bilateral con España. Mientras las exportaciones de Austria a España crecieron este año hasta septiembre casi un 14%, las exportaciones españolas a Austria registraron incluso un incremento de aproximadamente un 16%. El volumen de exportaciones entre ambos países asciende por lo tanto a 3.800 millones de euros en 2010, dejándo un pequeño superávit a favor de Austria.

En cuanto a las exportaciones españolas conviene subrayar el destacado papel que cobran los sectores de automoción, maquinaria e instalaciones, fruta y verdura y ropa. Respecto a las exportaciones austriacas repuntan sobre todo las procedentes de los sectores de automoción, seguido de maquinaria e instalaciones, madera, papel, productos farmacéuticos y materiales plásticos.

Es muy gratificante apreciar el cada vez mayor interés que despierta la experiencia austriaca en energías renovables, especialmente en el sector de la biomasa; sin olvidar el destacado papel que desempeñan la eficiencia energética y la edificación sostenible, que se consigue, entre otros, mediante el empleo de materiales de construcción, como por ejemplo la madera, para la construcción nueva y rehabilitación de edificios. Son numerosos los ejemplos y casos de éxito a este respecto.

Esperamos que el 2011 apacigüe la situación de los mercados financieros y nos revele el camino a seguir para dejar atrás la situación actual.

Las Oficinas Comerciales de Austria en Madrid y Barcelona quedan a su entera disposición para cualquier información sobre nuestros sectores de competencia así como todo tipo de cuestiones respecto a las relaciones comerciales con nuestro país.

Desde ambas Oficinas queremos agradecerles la confianza depositada en nuestro trabajo deseándoles un tiempo de paz y reposo en estas fiestas navideñas, así como un nuevo año 2011 colmado de salud y de éxitos personales y profesionales.
 

Imprimir
©©ADVANTAGE AUSTRIA