Advantage Austria Mostrar panel de navegación
Creemos que su país de ubicación es Ir a la página del paísCambiar de país

Visión general

Cada pieza de Lego esconde saber hacer austriaco, pues la empresa utiliza máquinas de moldeado por inyección austriacas para su producción. Aquellos que vuelen en un A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, podrán observar piezas de fuselaje y alas de factura austriaca. Estos son tan solo dos ejemplos de la fuerte presencia en el mercado internacional de empresas austriacas del sector químico y plástico, cuyas cuotas de exportación alcanzan aproximadamente el 70 %. Muchas de las empresas cuentan con una larga tradición a sus espaldas, realizan labores pioneras y llevan sus innovaciones a la cumbre mundial. El desarrollo positivo de la industria química y plástica del país sigue avanzando. Los responsables de apuntalar este avance son la extraordinaria formación de los empleados, así como el alto nivel de investigación, que solo en el sector farmacéutico es del 12 %.

La industria austriaca del plástico abarca toda la cadena de valor de los plásticos, desde la materia prima hasta el producto. Aquí se incluyen:

  • Producción de materias primas.
  • Maquinaria para plásticos.
  • Construcción de herramientas y moldes.
  • Procesamiento de plásticos.
  • Servicios específicos de plásticos, así como
  • instalaciones de investigación e instalaciones de formación relativa al plástico.

Un clúster regional de plásticos permite en Austria una estrecha cooperación entre las diferentes áreas técnicas, de desarrollo y formación. Entre las empresas del sector se encuentran actores globales y líderes en nichos de mercado, que suministran a sus clientes productos sostenibles de la más alta calidad.

La química permite innovaciones de productos derivados. Como industria intersectorial, la industria del plástico tiene conexiones con muchos otros campos, como son la mecatrónica, las tecnologías de la información, la tecnología médica y la automoción. La comunicación eficaz con los clientes es una receta especial para el éxito del sector en Austria, del que se valora su fiabilidad.

Utilizada en todo el mundo

La industria austriaca de productos químicos y plásticos opera a escala internacional. Por ejemplo, el centro de investigación mundial de una empresa originariamente danesa está ubicado desde hace varios años en Chemiepark, en Linz, Alta Austria. Allí, 350 empleados investigan los materiales del futuro.

Austria también cuenta con la empresa química y metalúrgica líder en el mundo, la cual cuenta con sucursales en Canadá, Eslovenia, Japón y China. Por cierto, esta empresa se fundó allá por 1898. Y uno de los fabricantes de bienes de consumo más grandes del mundo obtiene sus embalajes de un fabricante austriaco de plásticos y embalajes.

Cooperación para soluciones óptimas

Las empresas austriacas de plásticos se caracterizan por su especial capacidad de cooperación. Trabajan sobre temas actuales en plataformas y con socios de investigación universitarios y no universitarios. Así, la iniciativa "Smart Plastics" (plásticos inteligentes) es la red de servicio y conocimientos técnicos para proyectos en la interfaz de mecatrónica, plásticos y diseño. 17 socios usan su membresía en la plataforma de cooperación e innovación. Otras cooperaciones están dedicadas a los asuntos de construcción ligera y flexibilidad y optimización de la producción. El clúster de plásticos, la red del sector del plástico en Alta Austria y los países vecinos, está trabajando intensamente en el tema de los bioplásticos.

Excelente formación

La muy sólida ingeniería hace que el sector químico y del plástico en Austria sea especialmente competitivo. El sistema dual de formación de aprendices sirve de modelo para muchos otros países. Además, hay escuelas de formación profesional e institutos técnicos superiores centrados en el plástico, un grado en una universidad de ciencias aplicadas y el grado universitario en Ingeniería de Plásticos en la "Montanuniversität Leoben" (Universidad Montan de Leoben) y la "Johannes-Kepler-Universität" (Universidad Johannes Kepler) de Linz.

Con el medioambiente presente

"Responsible Care" (cuidado responsable) es una iniciativa mundial voluntaria de la industria química para mejorar la situación de la salud, la seguridad y el medioambiente. Austria fue el primer país en llevar a cabo una revisión externa del cumplimiento de los requisitos relativos al cuidado responsable. Las auditorías externas son obligatorias para las empresas austriacas participantes. Austria ocupa con ello una posición única en Europa.

En muchas aplicaciones, el plástico ahorra mucha más energía y recursos que los necesarios para su fabricación. El perfeccionamiento continuo y la tendencia hacia productos plásticos especialmente ligeros contribuyen a que solo se use tanto material como sea estrictamente necesario para garantizar el funcionamiento del producto.

La industria química de Austria tiene una sólida base de materia prima biogénica. En particular, el clúster de plásticos se ocupa a fondo de este asunto. En la producción austriaca de biodiésel, alrededor del 40 % de las materias primas utilizadas provienen de residuos. Este es un valor pico internacional. Y hay otro punto que deja claro que la industria asume la responsabilidad del futuro: en Austria se rechaza el uso del aceite de palma.
Última actualización:
2018.05.09
Imprimir
©©ADVANTAGE AUSTRIA